Sitio dedicado a la actriz argentina Andrea Del Boca
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

 

 [Tiempo Argentino,08/10/11]Entrevista a Dario Grandinetti

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Autor Mensaje
Anastasia

avatar

Cantidad de envíos : 11583
Fecha de inscripción : 01/09/2009
Localización : Mundo ADB

MensajeTema: [Tiempo Argentino,08/10/11]Entrevista a Dario Grandinetti   Sáb Oct 08, 2011 11:51 am

Entrevista a Darío Grandinetti
“No comparto los tiempos de la TV”

Publicado el 8 de Octubre de 2011
Por Analia Rivas

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

El actor participa de dos episodios de las nuevas ficciones de la pantalla chica y ensayará desde noviembre una obra de teatro. Habla de política con sus hijos y revela: “Hace ocho años era inimaginable.”

Vamos a charlar”, anuncia y se dispone a hacerlo con total sinceridad. Al hablar demuestra el dominio que ejerce sobre sus silencios y su intención consciente de elegir con precisión las palabras que usa. Darío Grandinetti sabe cómo expresar sus ideas y también sus emociones. Pasa de la reprobación al agradecimiento, de la denuncia al desenfado, de la indignación a la reflexión o de la sorpresa al enojo. Transita con ímpetu cada una de sus manifestaciones, sin esquivarlas. Opuesto al modelo de entrevistado monocorde que da contestaciones estándares o previsibles, Grandinetti se ríe, putea, informa, refuta, dice lo que piensa sin necesidad de rodeos, es coherente con su pensamiento, tanto en la charla como en la vida.
En las últimas semanas aceptó trabajar en dos programas de televisión abierta, ambiente que no suele frecuentar. Mientras continúa en gira de despedida con Baraka (la obra que dirige Javier Daulte y que cumplió su tercera temporada) accedió a protagonizar un capítulo de los unitarios de TV por la inclusión, ciclo realizado por ON TV Contenidos que debuta este miércoles a las 23 por Canal 9 con el episodio “Esa gente”, y también grabó junto a Andrea del Boca el tercer episodio de Tiempo de Pensar, la ficción que se emite los sábados a las 22, por la TV Pública. “Esto no es un regreso a la televisión. Nunca me fui. Los actores trabajamos y no trabajamos. Por lo general es más lo que no que lo que sí, mucho más en la televisión porque no hay ofertas. Es cierto que hacía un tiempo que no hacía televisión, pero ni me fui, ni volví a un lugar que no es mío”, comienza.

–¿Es casual que hayas aceptado trabajar para dos unitarios que proponen un contenido que no suele estar en los ciclos de televisión abierta?
–Me habían ofrecido otras cosas pero no me gustaron ni la historia ni cómo estaban escritas. En este caso, sí me gustó hablar de los temas que hablan (xenofobia y aborto), también me gustó saber que, en el caso de TV por la inclusión lo dirigía Alejandro Maci porque fue una manera de saber cómo se iba a hacer, más parecido al cine que a la televisión. Y también tenía ganas de trabajar y de quitarme este estigma de que odio la televisión. En realidad no es así, también quiero aclarar que no me llaman todo el tiempo, no es que me la paso rechazando propuestas, me llaman muy poquito y las pocas veces que lo hacen no nos ponemos de acuerdo o no me termina de convencer.
–Ahora que ya grabaste, ¿cómo fue la experiencia?
–Lo que te puedo decir es que estaba desacostumbrado. Me encontré con un ritmo de trabajo que no comparto, que no entiendo, que no creo que ayude a hacer bien las cosas. Dedicar diez, once o 12 horas por día, tres, cuatro o cinco veces por semana sólo para hacer un capítulo me parece excesivo porque uno no vive. ¡No vivía! Sólo para hacer una hora de TV ¡No puede ser! Me llamó la atención porque a pesar de todo lo que hay a favor, el HD, grabar en exterior, para que todo sea mejor igualmente se requiere una dedicación que te lima la cabeza.
–¿Esto te recordó por qué habías pasado este tiempo sin hacer televisión? (Su trabajo anterior en TV fue en Algo habrán hecho en el 2007)
–¡Me recordó lo joven que era que me la bancaba! Y me recordó a Marrale que llegaba a ensayar Baraka luego de grabar todo el día Vidas Robadas. Hoy siento que yo no podría hacer lo que hizo Jorge, siento que no podría ensayar una obra de teatro cuatro o cinco horas por día, inventando, creando luego de estar diez haciendo televisión. ¡Televisión u otra cosa! Una película, por ejemplo. Es agotador, yo no podría. No quiero aparecer como el que siempre critica la televisión. Debo decir que trabajé con un grupo bárbaro, me encontré con gente que conocía de hace tiempo que a mí me gusta laburar, la paso bien.

Sobre sus razones para aceptar las propuestas en tv tiene más para decir. “Hay un tema no menor y es que sabía que estos espacios tenían que ver con la nueva Ley de Medios, me pareció una manera de apoyarla activamente, más allá de lo que uno pueda decir porque en definitiva fueron una suma de cosas. De todos modos de no haberme gustado por más deseo de apoyar a la ley que yo tenga, no hay porqué hacer cosas con las que uno no está de acuerdo. Acá sabía que había una intención de hacerlo bien o de un modo que a mí me parece bien”.

–¿Qué cosas cambió la nueva Ley de Medios?
–Logró que se amplíe el abanico, que empiecen a quedar expuestos aquellos que en nombre del periodismo en el mejor de los casos no hacen más que repetir rumores y en el peor, trabajar en función de intereses económicos o personales, y eso poco tiene que ver con el periodismo. A veces me descubro feliz de estar puteando. Ya está, se acabó, contame lo que sea que yo ya veo. Está bueno que aparezcan los dinosaurios energúmenos impresentables. A mi juicio, la nueva ley ayuda a mejorar el gran momento que está pasando nuestro país, entre otras cosas porque se están cayendo las caretas, estamos pudiendo ver quién es quién, podemos ver la cocina. Ya no nos traen la comida preparada y te la comés o te la comés. Yo soy un tipo que tiene mucha memoria recuerdo muy bien lo que ha pasado este país no hace tanto, hace menos de diez años, que es nada.
–La crisis de 2001.
–Sí, hace diez años, yo iba muy seguido a trabajar a España y cada viaje era testigo en Ezeiza de escenas desgarradoras, cosas que no se me borran más de la cabeza, cosas que a mí me hicieron pensar que yo también me tendría que ir a vivir por mí y por mis hijos a otro país.
–¿Y ahora cómo estamos?
–Veo las oportunidades acá y entonces no puedo dejar de agradecérselo a este señor que vino del Sur y que se les escapó, no lo vieron, yo creo que se les escapó. Esto lo tenemos gracias a Néstor y ahora a Cristina, y es así de sencillo como lo digo y no pasa nada. Me da mucho placer poder decirlo, desde Alfonsín que no podía decir algo bueno de nuestros gobernantes. Hacía mucho más de 30 años que no podía hablar bien de una gestión de gobierno, salvo la de Rosario, con (Hermes) Binner en su momento y (Miguel) Lifschitz, después. Pero a nivel nacional no había podido, no me daban ganas de ir a votar a impresentables. Ahora voy muy contento porque además dos de mis hijos ya están votando. Es genial poder hablar de política con mis hijos en la mesa, hasta con la más chica que escucha y opina. Esto era impensable hace ocho o nueve años, era inimaginable. Esto me conmueve porque yo pensaba que no iban a poder vivir algo así ni siquiera mis nietos, así que lo estoy disfrutando.
–Hablás de tus hijos. Juan está con vos en ambas ficciones. ¿Cómo fue la charla entre casa de padre a hijo antes de aceptar trabajar juntos?
–Por supuesto que hubo una charla entre él y yo. Ya nos habían llamado para hacer un programa de televisión juntos pero yo no podía hacerlo porque estaba en España con Baraka. La idea de trabajar juntos siempre nos rondó, a mí y a él también, entonces fue muy fácil decir que sí. En TV por la inclusión hacemos de padre e hijo. En el programa con Andrea (del Boca), él hace de mi yerno. Nos reímos mucho, nos divertimos trabajando.
–Además de la vocación, ¿tus hijos heredaron también la pasión por el fútbol y el asado?
–Sí, absolutamente. Mis tres hijos estudian teatro. Juan ya trabajó en teatro solito y compartió esto en tele pero aún no enciende el fuego, habrá hecho alguno en el verano, está aprendiendo, pero sí tiene la pasión por el fútbol. Juega de delantero como yo, aunque con el tiempo me fui corriendo hacia atrás.
–¿Reconocés que Juan tiene tu habilidad?
–Noooo, (risas) en el fútbol, no. Pero hoy a sus 20 años está muchísimo más preparado como actor de lo que lo estaba yo a su edad. Él sabe más, ha tenido más suerte. <

Arrow [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

“Podría haber sido un chupadito, siempre fui jetón”
Publicado el 8 de Octubre de 2011

“No hubo una juventud más revolucionaria que la desaparecida de los ’70 y la de los sobrevivientes de los ’70”, sentencia Grandinetti tras afirmar que sabe que sus hijos viven en un país mejor. “Siento que no es sólo mérito mío porque por suerte muchos de esa generación están hoy ayudándonos a armar este país que tenemos”, agrega.
Hijo de un dirigente gremial de la junta de granos, “mi viejo era sindicalista radical”. Grandinetti comenzó su carrera actoral en el ’76. “Había dejado la escuela, lo mío era el fútbol o el teatro. Tenía un futuro incierto. Comencé a hacer teatro dos meses después del golpe y la verdad que nunca fui consciente del peligro hasta después. Me llevaron preso por tener el pelo largo y salir del cine luego de la diez de la noche. En mi grupo hubo gente presa y otros desaparecidos. Tuve amigos en Las Rosas (provincia de Santa Fe) donde viví que desaparecieron, iba a las peñas universitarias, podría haber sido un chupadito, tenía las condiciones para serlo porque siempre fui jetón, pero estaba distraído con el teatro y con el fútbol.

–¿Cuándo fue el después? ¿Cuándo reconociste el peligro?
–Cuando empezamos a enterarmos más, porque algunas cosas escuchabas pero nunca de modo tal que te hiciera pensar que había un plan sistemático. Te enterabas de casos puntuales, no sentías que eran los chicos que pedían el boleto estudiantil, te enterabas de casos que te hacían pensar en militantes que se la jugaban. Nunca fui consciente del riesgo que corrí. Recién empezaba,no tenía idea de cómo un teatro podía convertirse en una tribuna, tenía 17 años y a pesar que había tipos de 16 o 17 que sabían mucho más que yo y se jugaron la vida y desaparecieron; bueno yo no y eso es algo que tengo metido con una especie de culpa que no he podido liberar.
–¿Por qué “culpa”?
–Por no haberme dado cuenta antes, lo cual me hace pensar que a lo mejor es por eso que estoy vivo como muchos. Es contradictorio lo que me pasa.
–Pero en democracia empezaste a jugártela con el trabajo. Tu primera película fue Darse Cuenta en 1984.
–Sí, sí (hace una pausa y piensa). Pero no fue una decisión. Ya estaba trabajando con David Stivel, con el Beto Brandoni, había hecho una obra de Gorostiza, ya sabía bastante.

Arrow [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://www.andrea-del-boca.com.ar/
moii

avatar

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 13/01/2011
Localización : te amo andre cn tdo mi corazon,sos todo coloradita ojala pueda verte en julio

MensajeTema: Re: [Tiempo Argentino,08/10/11]Entrevista a Dario Grandinetti   Dom Oct 09, 2011 3:00 am

Queee Bueeena entrevista!!!!!!! bien
Volver arriba Ir abajo
 

[Tiempo Argentino,08/10/11]Entrevista a Dario Grandinetti

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro: No puedes responder a temas en este foro.
Foro [ADB] - El Foro de Andrea Del Boca :: Unitario :: Tiempo de pensar -
Crear foros | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis