Sitio dedicado a la actriz argentina Andrea Del Boca
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Antonella. 20 años después...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
sofia33

avatar

Cantidad de envíos : 275
Fecha de inscripción : 23/10/2011

27032012
MensajeAntonella. 20 años después...

EL PREFACIO.
Es muy pesado despedirse de los héroes que han querido. ¿Que entonces hablar sobre el serial, que nos ha gustado, "Antonella"? Aquí hemos decidido arriesgarnos y mirar en el futuro para mirar, como había después un destino del rico Nicolas Cornejo-Mejia y Antonella la muchacha simple , que ha quedado en la memoria más, como el clown Plim-Plim....
Volver arriba Ir abajo

 Temas similares

-
» CherNóbil 25 años después - Santiago Camacho
» AYUDA FIESTA DE ATREVETE A SOÑAR (ANTONELLA)
» Los guppies machos pueden tener crías 10 meses después de haber muerto
» Y después, sin parar, hasta el final (Straight on til morning, 1972)
» MUÑEQUITA DE ANTONELLA EN FOMI
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

Antonella. 20 años después... :: Comentarios

avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:20 am por sofia33
EL CAPÍTULO 1.

Nicolas y Antonella se combinaban por el matrimonio al aire libre, donde han jurado uno a otro el amor y la fidelidad...
Se han establecido en la mansión De Corneho-Mejia, donde después tiempo a ellos ha nacido el chiquitín, que han llamado... Nicolas - en el honor papito... Pero para todos él era simplemente Nico...
El hijo mayor de Nicolas, Federico, era feliz al nacimiento de hermano menor.

Iban los años...
Antonella y Nicolas vivían felizmente y criaban a sus hijos. Sí, pues para ella Fede eran también a los próximos y los parientes.
Todos mimaban a un pequeño Nico, cuidaban y cuidaban con ternura. A ello perdonaban todas las travesuras. Y como no perdonar a tal ángel con los ojos azules cielo, que te miraban con tal inocencia y la piedad que el corazón de cualquier podía temblar. Que hablar sobre sus pequeños hoyuelos encantadores las mejillas, que se separaban más fuerte, cuando él sonreía por la sonrisa traviesa del pequeño travieso. Si el mayor Fede era el muchacho serio y tranquilo, de que a menudo hasta olvidaban, Nico siempre se daba a conocer. Él era hasta la imposibilidad el mozalbete ruidoso e inquieto, de que los padres no sabían que esperar en momento siguiente. Nicolas repetía a menudo que Nico ha ido en Antonella, pero Antonella animado lo respondía que nunca en la vida no miraba a las muchachas bajo las faldas y tiraba nunca a las muchachas de las trenzas.
En general, esto era la familia regular, feliz...
Pero a su nidito feliz familiar tras diez años del matrimonio feliz ha bajado la nube de tormenta llamado... El divorcio.
¿Que ha pasado?
Nicolas no ha querido participar en un asunto sospechoso, que olía la responsabilidad criminal. Y por esto han decidido "castigarlo". Han atraído en el número del hotel, han emborrachado por el medio narcótico, han puesto a ello en la cama el par de las mozas desnudas y han hecho algunas forografías comprometedoras... Y para reforzar el efecto, han llamado Antonella, que, habiendo visto al marido en la escena tan franca, no ha perdido los sentimientos. No ha creído a las palabras que lo han puesto y, habiendo tomado a los niños, se ha ido de su casa. En algunos días Nicolas enviando los documentos del divorcio...
El Antonella, ofendido por la desconfianza, Nicolas inmediatamente ha firmado los documentos y ha prohibido pronunciar en la mansión el nombre de la mujer.
Después del divorcio de Fede se ha quedado con el padre, pero por poco tiempo. Tan pronto como el hijo ha acabado el colegio, Nicolas lo ha enviado a Italia para el estudio ulterior.
Con la partida de Fede en la mansión De Cornejo-Mejia, donde todavía el tiempo había atrás una risa y la alegría, se ha establecido el silencio de muerte, que oprimía a todos... Pero no Nicolas. El hombre se ha cerrado en él, se ha sumido con головою en el trabajo... Y la vida juerguista. Él ha jurado a él que él arrancará del corazón del clown Plim-Plim...
Antonella ha jurado nunca hablar Nicolas que se ha ido de la casa no sólo con su hijo, sino también con... Que no ha nacido por el niño, de que quería contarle aquella tarde fatal para su familia...
avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:21 am por sofia33
EL CAPÍTULO 2.

Ha pasado 10 años. Ahora a cada uno ellos la vida. El business de Nicolas ha salido a un nuevo nivel. Ahora él no simplemente el millonario, y el multimillonario, ya que las representaciones de su firma es en muchos países del mundo. Antonella se hacía el ama del centro productor . Su general con Nicolas el hijo, Nicolas-menor, estudia en la universidad, él el economista futuro. Federico ha vuelto de Italia y ha abierto la clínica, se casaba con Marisol, que en la consecuencia le ha dado a luz de los mellizos. Y crece todavía una pequeña hija Lucreсia, de que el papá no sabe nada.
A lo largo de estos años Nicolas tenían unas novelas numerosas, pero, al fin y al cabo, él se ha parado sobre una mujer, aunque miraba periódicamente y otros. Antonella con el tiempo tenía también una vida privada. A los antiguos esposos más de nada vinculaba.
Y así vivían, cada uno en la pena y la obstinación enorme, si no una circunstancia: el Nicolas-mayor ha decidido sin embargo ocuparse de la política. La política, como es conocido, el asunto afanoso y bastante sucio. Para gustar a los electores potenciales, es necesario crear la imagen favorable. ¿Y quien esto hará mejor, que la agencia de relaciones públicas buena? La partida, de que Nicolas ha decidido actuar, ha fijado a ello al ayudante (llamaremos su Ramirez), que se ocuparía de todas las próximas diligencias en la preparación del senador futuro, incluso en la búsqueda de la agencia buena. Ramirez ha encontrado tal agencia - agencia mejor en el país - "Star +", a que ama es.... Antonella.
avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:24 am por sofia33
EL CAPÍTULO 3.

El sol se levantaba despacio sobre la ciudad, poco a poco iluminando el trimestre detrás del trimestre. En una de las casas en la región Palermo en la habitación en la cama, habiendo abrazado la almohada, duerme la mujer. Sus cabellos encuadran a la persona, y la boca es ligeramente entreabierta. Es Antonella. Llama el despertador. Lo ahoga, sin abrir los ojos, y duerme de nuevo. Pasa la hora, y el despertador llama de nuevo. Se levanta, mira el reloj.... Y con el horror reconoce que se ha dormido. ¡¡Diós mío!! ¿Y cómo de ella ocurrió eso? Un millón de vez hablaba a él no trabajar hasta tarde. En una hora el encuentro con el cliente, es necesario llegar a tiempo todavía llevar Lu en el colegio. Salta las camas, y.... Por la carrera en el cuarto de baño.... La ducha.... Despertar al hijo, después la hija..... A la cocina - ha incluido la cafetera... De nuevo en el dormitorio, se viste..... A la cocina, toma el café, de paso dando las instrucciones de Nico..... ¡Sale corriendo de la casa junto con la hija, se sientan en el coche Todo! ¡Han ido!
La mansión De Сornejo-Mejia no se ha cambiado en últimos 10 años. Por aquella mañana, tanto como en todas las otras sus torretas, primero han recibido la porción de luz solar, poco a poco iluminando toda la casa.

Nicolas se ha levantado ya. A pesar de un próximo día de sol, el humor hoy contra mas. ¿Y donde esta Mary-Inés? Se ha ido en el cuarto de baño de las medias horas atrás. ¿Si se ha ahogado allí que? No existe, va. ¡Al fin!
Mary-Inés ha estirado dulce, como la gata de marzo, ha sonreído querido. Por que él sin embargo el pimpollo, sus Nicolas. Y principal es rico. No tiene el derecho de ello perder. La muchacha se le ha acercado y ha reparado la corbata, sin haber olvidado además delgadamente hacer alusión que él hace mucho no la sacaba a la luz. Después han desayunado, hablaba algo, él callaba y no escuchaba. Habiendo acabado el desayuno, Nicolas ha besado secamente Mary-Inés como despedida y ha salido al trabajo....
avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:25 am por sofia33
EL CAPÍTULO 4.
"El diablo, ella llega tarde así, y se ha encendido adrede luz roja..."
"Así, hoy el encuentro con el inversor... Y, y todavía con el manager de relaciones públicas en la agencia. Iré, tal vez... Ni a quien no es posible confiar...."
Dos coches en las primeras filas en el cruce. Cada uno es ocupado por los pensamientos. Pero aquí luz roja se cambia en verde, el flujo de coches ha tirado paralelamente uno a otro, llevando a los héroes en las partes opuestas, cada uno en la vida. Era delante el día de trabajo largo.....
avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:26 am por sofia33
EL CAPÍTULO 5.
El encuentro con el inversor ha pasado en las cumbres. Nicolas era irresistible, como siempre, en el profesionalismo.
Ahora esperaba la tarea más fácil – encontrarse con aquel manager de relaciones públicas, que para él ha encontrado Ramires. Él ha advertido al ayudante que al primer encuentro irá uno.
Y aquí él a las puertas de la oficina, es contento de él, es ambicioso, ajustado al éxito.
Él abre con seguridad la puerta en el gabinete y... Descubre allí a la mujer que está en la pose muy apetitosa. Por su persona se ha corrido la sonrisa, en la cabeza aquella hora pasaban piensa en un próximo encuentro con todas las consecuencias que salen.... La Mujer se ha levantado.... Se ha vuelto a él.... La Sonrisa ha bajado sus personas.... ¡Él no probaba Tal choque nunca en la vida! ¡Antonella en persona!

Aquí de quien car, y Nicolas esperaba ver menos solamente. Claro, sabía que él ha decidido ocuparse de la política, y su agencia se ocupará de su promoción. ¿Pero por qué él ha llegado uno? ¿Donde Ramirez? ¿Que pasa? Ella ha sentido, cómo la onda de la indignación comienza a levantarse en ella. Ha pasado sin embargo hace mucho. No vale la pena aclarar las relaciones, que hace mucho no existen (ya que Antonella siempre era la mujer sabia). Ha sonreído, como podía, de una manera encantadora, y, tratando conservar la tranquilidad en la voz, lo más posible naturalmente, ha dicho:
- ¡Buenos días, señor Cornejo-Mejia!
Nicolas se ha pasmado. Él no sabía que hacer.
- Hola, Antonella, - su seguridad y la presunción del instante desaparece, - Aquí no te esperaba aquí ver.
- Como ves, mí aquí. ¿Esta mi agencia, - Antonella ha tratado de alcanzar el tipo de trabajo, - Por qué eres uno? ¿Donde Ramires?
- He decidido llegar. Quería personalmente conocer el que se ocupará de mi promoción.
Antonella ha sentido, cómo la ira comienza a hervir en ella. Demasiado bien sabía que significa para Nicolas "personalmente conocer".
- Bueno, me compadezco de ti. El conocimiento personal no tenía lugar. Somos conocidos demasiado bien.
- Sí, demasiado, - ha confirmado Nicolas.
Ha surgido el silencio que oprime. Cada uno pensaba sobre algo, tratando es interior digerir aquella situación, en que ellos se encontraban.
- ¿Cómo vivías todos estos años? - Nicolas ha violado el silencio primero.
Antonella se ha inflamado:
- ¿De que tiempos esto te agita? Cuando te interesabas en general por mi vida y la vida de.... (¡El diablo! ¡No se ha ido de la lengua!)... ¿El hijo?
Esta pregunta lo ha exasperado:
- ¡Si recuerdas, de yo te lo has ido!
- ¡Recuerdo perfectamente! Y recuerdo aún mejor, por qué lo he hecho.
- Trataba de explicarte, pero no has querido escuchar.
- No me eran necesario tus explicaciones. ¡Veía perfectamente! ¿Que, se distraía bien? Sobre, Nici, ti tal varón.... Sí, haz bien....
Ha enfurecido definitivamente por su última frase:
- ¡Maldigo aquel día, cuando ha decidido casarse contigo!
- ¡Fuera de aquí de mi gabinete, el ÁNSAR! - ha gritado en los corazones.

Nicolas ha salido del gabinete, con la fuerza habiendo dado portazos.
- ¡Idiota! - ha dicho silbando el hombre y ha echado al ascensor...
No, ¿cómo su el ocurrió eso??! ¿Y quien ha adivinado de todas las agencias escogerlo?! ¡Mataré al que antes ha sido reflexionado hasta la fin! ¡Embadurnaré por la pared! Él con la escala encajaba por el puño por la pared del ascensor.

El camino hasta la oficina ha aparecido por la eternidad.
- Llegaré, haré Ramirez encontrar otra agencia, - ha pensado Nicolas.
Y aquí en la memoria ha emergido la escena de su encuentro, a su persona.... Algo se ha movido en el pecho.... ¡No! - se ha parado él. Todo es olvidado. Él encontrará otra agencia.

El ayudante ha escuchado todo el pasaje de Nicolas muy tranquilamente, con la persona completa de la participación. Sin embargo el tiempo dejado ir a la compañía electoral encogía, y cambiar la agencia era ya tarde, ya que cambiar no en que, porque esta agencia mejor en el país.
- ¡Su ama - mi ex esposa!!!!! ¿Cómo esto se verá?! - Ha sido explosionado Nicolas. Era irritado por la tranquilidad de Ramirez y su mirada demasiado pragmática a su problema.
- Poco probable a tu ex esposa le son necesarios los problemas. Encontraremos el modo de ponerse de acuerdo con ella, - ha respondido el ayudante, - Tu tarea es ahora - tranquilizarse y se concentrará por completo en la campaña electoral.
- No puedo encontrarme con ella, - la voz de Nicolas se hacía es más pequeños.
- Tienes que superar "no puedo". Esto en tus intereses.

Las palabras de Nicolas estaban aún mucho tiempo en las orejas... "Está maldito aquel día, cuando he decidido casarme contigo". Diez años ha pasado, y como si ayer. Antonella no sospechaba que será tan pesado verlo de nuevo, después de los años tantos. Era aún más enfermo oír estas palabras. ¿De veras esto es sincero? ¿De veras su vida común era para él la tortura? Las lágrimas goteaban, sin dejar. Han afluido los recuerdos. Su boda, el nacimiento de Nico, sus primeros pasos. Nicolas saltaba por la felicidad, cuando el hijo ha pronunciado la palabra "el papá". Cuando Nico ha ido a la primera clase, han rodado la fiesta grandiosa. ¡Como todo era milagroso! Y después.... Este hotel, y él que duerme en abrazarado dos... ¿Cómo él podía? Él, que juraba ante el altar, ante el Dios que la querrá siempre. ¿Cómo él podía tan cruelmente traicionarla y todo que los vinculaba? ¡Y ahora todavía aquí estas palabras! ¡¡Diós mío!, ¡como!!! Antonella lloraba es amargo la vida y la persona, que quería una vez más que la vida misma......
avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:28 am por sofia33
EL CAPÍTULO 6.
El encuentro con Antonella ha estropeado definitivamente el humor de Nicolas. Por eso, deseando distraerse de los recuerdos de la ex esposa, él ha decidido encontrarse con la amiga Mary-Inés. El deseo de ir a los restaurantes habituales no quería. Por eso el hombre ha decidido invitar a la muchacha en el restaurante confortable, que se encontraba casi en el suburbio de la ciudad. Mary-Inés algo trisaba, periódicamente revolviendo la pajita cóctel, él ponía cara que escucha y hasta saludaba de vez en cuando, pero ante sus ojos había todavía un encuentro de la mañana con Antonella. Él podía reconocer que en unos años que eran a lo lejos uno de otro, se hacía aún más hermosa y concupiscible. Aquí solamente no lo gusta que ha cambiado el peinado. Como él quería sus rizos … aspirar su aroma … el aroma especial, que perseguía sus años largos de la separación …
¡Todo bastará! Nicolas ha apretado el tenedor en las manos, sin notar que la compañera de viaje se ha calmado y lo ha mirado atentamente. Él no debe pensar en Antonella. Él ante ella no era culpable. Ni en que no es posible acusarlo. Ha tomado esta decisión. Ha deseado creer en aquella mentira que han dado a ella sus enemigos. Es culpable que su matrimonio se ha didvidido. Y él no es culpable en lo que todos estos años ni de que no la sabía y su hijo, porque Antonella ha deseado así. Él no es culpable. No es culpable …
- ¿Mi amor, - él ha sentido en la mano la palma fría Mary-Inés, - todo está en orden? Eres demasiado intenso.
- Todo es bueno, - Nicolas ha hecho sonreír y echar los pensamientos de la ex esposa.
- Quieres … - ha dicho la muchacha con voz ronca – te haré hoy el masaje … el masaje especial.
Nicolas ha sonreído sólo, habiendo puesto la mano encima de su mano.
Todo iría como bien, mientras su atención no atraiga la atención el par completamente joven detrás de la mesita vecina. Nicolas ha observado. El muchacho se era paseado con todas las fuerzas ante la compañera de viaje. El hombre se ha sonreído. Claro, como pon que sobre la mente a este muchacho. Aquel al instante se ha vuelto y ha mirado Nicolas directamente en los ojos, además continuando sobre algo susurrar a la muela a la orejita, acariciando su pincel estrecho por los dedos largos. Nicolas se ha fruncido. Algo no así en este muchacho. ¿O a él completamente el techo ha llevado? ¡En todo es culpable Antonella! Y esta campaña electoral maldita, por que tiene que comunicarse con ella.
Nicolas ha quitado la vista de una pareja y de nuevo ha dirigido la mirada a la amiga.
- ¿Te gusta aquí? - Él ha tomado las manos tiernas Mary-Inés en, además ha inclinado ligeramente la cabeza y ha mirado a ella en los ojos, perfectamente sabiendo, que efecto hace a las mujeres tal mirada …

Lo que ha pasado en momento siguiente, Nicolas ha sumido en el choque. Él conversaba amablemente con la compañera de viaje y de repente ha sentido, cómo a su cabeza se cae algo caliente, y no se cae simplemente, y disminuye por los carámbanos largos. ¡Los espagueti! En cincuenta Nicolas con el rabillo era todavía bastante veloz, por eso se ha ingeniado y ha agarrado al ofensor por el pie. Aquel trataba de ser arrancado, pero no ha llegado a tiempo – el hombre lo ha tumbado a la tierra y ha torcido las manos. En cinco minutos a la cafetería ha llegado la policía. Al muchacho han esposado y han levantado el acta sobre menudo a gamberrada.
Nicolas miraba con aire descontento el muchacho, que estaba aparte y con la llamada lo miraba. Él se ha fruncido. De nuevo un sentimiento incomprensible. Y su esta mirada. ¿Por qué le parece que él sabe a este muchacho? Ya que él sabe exactamente que nunca no lo veía antes. ¿Y por qué le parece que el muchacho ha mudado de semblante, cuando ha oído el apellido de Nicolas? El hombre ha conmovido la cabeza. Le es necesario el descanso.
- El señor, - se le ha acercado el oficial, - hemos informado la familia. Pronto deben llegar. ¿Por ahora queréis que detendríamos a este muchacho?
Nicolas ha tendido la mano a la compañera de viaje.
- No, solamente hasta la llegada de la familia, - eran pronunciadas es frío por Nicolas, - me voy.
Él ha dejado la última mirada al muchacho que hablaba en este momento con la amiga.
- Que por la brujería, - no podía comprender él.

Poco tiempo después de su partida en el restaurante, como si el huracán, ha irrumpido la mujer y se ha dirigido directamente al culpable del suceso.
Ella un tiempo lo miraba callando.
- ¿Puede, explicarás? - Ha pronunciado al fin.
- Por teléfono todos te han dicho, - ha rezongado el muchacho, metiendo las manos en el bolsillo.
- ¿Espero, has pedido por lo menos los perdones? - La mujer ha decidido no armar el escándalo públicamente.
- ¡Y no compadezco, - el niño ha levantado desfiantemente la barbilla y ha mirado obstinadamente por los ojos azules cielo la mamá, - Si se presentará la posibilidad, una vez más haré así!
- ¿Que? - La mujer ha ayeado.
- ¿El señor, - se le ha acercado el oficial de la policía, que antes hablaba con que ha sufrido, - Es usted la madre de este muchacho?
- Hablaremos en casa, - ha prometido al hijo. Ha dirigido después la mirada en que se ha acercado, - Sí, oficial – yo soy su mamá. Mi hijo siente mucho sobre que ha pasado y ….
- El señor, a que, - el oficial ha mirado el muchacho y tosía, - a la cabeza, que su hijo vertía los espagueti, se ha ido.
- Bien, - ha saludado la mujer, amablemente sonriendo al oficial, - Y llaman como …
El oficial ha abierto la boca, pero era adelantado por el muchacho:
- Nicolas Cornejo-Mejia.
La mujer es incrédulo ha dirigido la mirada al hijo después al oficial, abriendo y cerrando la boca.
- Nicolas Cornejo-Mejia, - ha dicho con voz fina delgadamente su voz. Esperaba que ha oído mal.
- Sí, el señor. Perdonen, - ha saludado el oficial y se ha alejado, puesto que era llamado por alguien.

La mujer miraba en la espalda del oficial. Después se ha vuelto muy despacio de cara al hijo. Sobre su persona era indefinido cara.
- Significa Cornejo-Mejia, - ha arrugado la nariz.
- Sí, - ha saludado hoscamente el muchacho, - el Mismo Cornejo-Mejia. Mismo, por que tenías la tontería una vez casarse.
- ¡Nico! ¡No puedes tan hablar!
- Y no tal tengo derecho, - ha enseñado los dientes el muchacho y ha salido a la calle.
Y Antonella, esto era ella, miraba detrás del hijo Nico. ¿Que, al diablo, pasa? Desde buena mañana ha sido declarado Nicolas, ha dicho a ella de las porquerías, ahora aquí este encuentro del padre y el hijo, que es desconocido a que llevará. Delante la campaña electoral de su ex marido, pero el comienzo de todo esto no le gustan seguramente.
avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:29 am por sofia33
EL CAPÍTULO 7.
Claro, Nico en seguida ha conocido al padre. Además, él mismo ha invitado a verter los espagueti a la cabeza de este ánsar, que estaba con una señora y amablemente le sonreía. ¡Como él lo odiaba! Él olvidará nunca, cuánta mamá lloraba, cuando han salido. Él era todavía completamente el niño, pero él recuerda todo. ¡Y él vengará! Por todas las lágrimas de mamá, por lo que Nicolas quería verlo nunca, se interesaba nunca por el hijo.
Primero al vapor de los años vivían junto con Lautaro y Paula. Primero la mamá era ocupada por la muela de Lu, paralelamente trabajando en el fondo, dejado a ella en la herencia la señora Lukrecia, creaba después propia agencia. Nico adoraba a la mamá Antonella y hermosa Lucrecia. Y es ahora, cuando él pensaba en ellos, su persona ha sida llenada la ternura, y él ha sonreído sin ganas.
Una vez junto con la hermana han ido de visita a Abelardo. Aquel vivía en una pequeña casita en el suburbio de la ciudad y tenía comercio por la venta de los productos Lu penetraba al anciano a las rodillas, Nico se sentaba al lado, y con el encantamiento escuchaban sus relatos sobre la señora Lucrecia, sobre la vida en la casa De Cornejo-Mejia, como la mamá y el papá se han querido y que tuvieron que llevar para el amor. En cierto modo el muchacho ha preguntado, por qué el papá nunca a ellos no llega y no llama. En vez de la respuesta de Abelardo ha sido bajado y se ha puesto en los razonamientos amplios de la complicación de la vida. Nico así nada no ha conocido. Y ya que quería oír así la respuesta a la pregunta, porque la mamá no deseaba también hablar a este tema.

En uno de los días Nico ha llegado a Abelardo uno y lo ha pedido ir junto con él a la casa De Cornejo-Mejia. Aquel se negaba mucho tiempo, llamando las causas distintas, pero en el fin-fines se ha rendido bajo la presión del mocito. ¿Y cómo era posible renunciar a este pequeño pilluelo con los ojos azules cielo?
- Promete solamente, - ha dicho Abelardo, - que miraremos simplemente de lejos y todo.
- Claro, abuelo, - ha respondido Nico.
Y han ido.

Al parecer la mansión se ha quedado mismo, por que recordaba su a Nicolas-menor. Solamente aquí él mismo se ha cambiado. En una de tales llegadas él ha visto al padre. Aquel salía del coche con una mujer, y después la ha movido a la casa, abrazando el talle y algo susurrándole a la oreja, aquella en la respuesta fuertemente y es opuesto reído. Nico ha sentido el ataque agudo del odio y ha apretado las levas.
- Iremos, - lo ha sacado del entumecimiento de Abelardo, - y así veías demasiado, hasta que no era necesario.
- ¿Por qué? - Ha preguntado el muchacho y ha comenzado a llorar. ¿- por qué, el abuelo? Él quería así a la mamá, recuerdo. Y ahora él ha olvidado sobre nosotros. ¿De veras otras mujeres son más caras a ello, que la mamá, Lucrecia y mí?
Las lágrimas ahogaban, conmoviendo en los sollozos su pequeño cuerpecito.
- Llora, mi muchacho, - el anciano ha abrazado Nico los hombros, - llora, a ti se hace más fácil.

Pero no se hacía más fácil. En vez de la pena ha llegado el odio. Ha rellenado su corazón sin resto. Los recuerdos y el encuentro de hoy con el padre han agitado el dolor que se ha escondido. ¡Él vengará! Nico ha apretado los puños y en lleno de firmeza ha salido al encuentro de la incertidumbre. Ya que solamente un Dios se sabe, en que se derramará esta lucha contra la persona, que le cae por el padre natal - Nicolas Cornejo-Mejia
avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:30 am por sofia33
EL CAPÍTULO 8.
- Mamita, - en la puerta entreabierta ha aparecido la cabeza Lucreсia o, como la llamaban en la familia Lu. – Nico hasta ahora no ha venido a casa.
La chiquitina ha entrado en su dormitorio y se ha parado en medio de la habitación, habiéndola mirado por la mirada seria, aunque semejante pasaba extremadamente raramente. Antonella ha mirado la hija y su corazón se ha apretado. ¡Como es parecida al padre! Especialmente los ojos. Muy a menudo Antonella veía el brillo travieso a los ojos de Lu, cuando aquella iba a hacer cualquier marranada … Este brillo … Él a menudo aparecía a Nicolas, cuando quería turbarla. ¡Y esto a él mucho hasta resultaba bien! Antonella ha apretado los dientes. Todo bastará pensar en esto. A ella ahora debe ser así, como ser mañana, cuando llegará Nicolas con el ayudante. Por este Ramiro … o como ello allí, que ha llamado por la tarde ante la partida y ha fijado un nuevo encuentro por la mañana. Y como no quería … PERO los honorarios, que le serán pagados por el trabajo con Nicolas Kornejo-Mejia, cubrirán por completo el empréstito en el banco … Y este lo más importante. Por eso ningunas emociones. Solamente el trabajo.
- ¿Y lo llamabas, amable? - La mujer ha pasado por la mano por ahora a los bucles llanos para arreglarlos y ha besado Lu en la cima.
- ¡Él el tubo no toma, - torcedo la muchacha la carita con aire descontento, - y ya que él prometía reducirme en "Shrek"! ¡Hoy el estreno!
- Baja con Lautaro y Paula, - le ha propuesto a la madre, sentando en agachadillas para ser con la hija en un nivel de los ojo. – ya que la última vez ibas con ellos.
- ¡Sí, pero en "Shrek" quería ir con Nico! – la muchacha es caprichoso ha golpeado por el pie por el suelo y ha hinchado las esponjas rollizas ajaraca. ¡– Él prometía!
- Puede, era detenido por unos asuntos importantes, - ha supuesto Antonella.
- ¡Las muchachas, - torcedo es ridículo Lu, - a Nico en la cabeza solamente unas muchachas!!
- Lu, - ha exclamado Antonella.
- ¿Que? Ya que no negar que nuestro Nico cambia constantemente a las muchachas. Él no puede simplemente sin atención femenina.
Aquí Antonella debía reconocer la razón de la hija de diez años. Nico era tal, por la copia exacta del padre - no puede vivir simplemente sin necesidades bajas …

El reloj mostraban son las doce menos cinco de la medianoche. Antonella es nervioso iba por la cocina, acercando corriendo hacia la ventana al susurro menor y mirando atentamente la oscuridad. "¿Y bien, donde él? ¿Que podía pasar?" - se preguntaba. Ha comenzado a sonar teléfono. La mujer ha echado al tubo.
- ¡Hola! ¡Nico! - ha gritado casi.
- ¡Hola!,- es era Martin, - Nico no ha llegado todavía?
- ¿No, - ha respondido Antonella con caído la voz, - no sé que hacer, donde buscarlo?
- Voy a llegar. Juntos encontraremos la salida.
- No es necesario. Siento que de nada le ha pasado. Simplemente ya tarde, y no existe. Te llamaré por la mañana.
Ha puesto el tubo.

Han conocido Martin hace tres años. Él ha llevado a la sobrina en su centro a la escucha. Es necesario decir que es con la voz la muchacha el Dios ha privado, pero en Martin ha adquirido al amigo bueno.
Después de la ruptura con Nicolas, Antonella sufría mucho. Su mundo se derrumbaba. Todo, con que soñaba, que estimaba, ha desaparecido al instante. No sabía que a ella hacer, donde ir, a quien pedir la ayuda. Los amigos fieles, Paula y Loutaro, la han salvado entonces, Nico y pequeña chícharita a Lu de la pérdida inminente.
Al principio, no ha nacido la hija para contener una pequeña familia, es más justo lo que de ella se quedó, Antonella trabajaba en el Fondo de la cultura. Esto era insoportable. Todo recordaba Nicolas, sobre señora Lucrecia, sobre la casa, en que era feliz, y donde han roto tan cruelmente su corazón.
A veces Nicolas pasaba por la televisión, en distinto las transmisiones económicas. Y nunca, ni en una entrevista, él no se ha ido de la lengua sobre la familia, y cuando lo preguntaban por ella, prefería responder en broma. De esto se hacía aún.
Y entonces la mujer ha jurado, ha jurado por todos los santos que olvidará Nicolas y más nunca en su vida no habrá hombres, no le causarán el dolor.
Antonella trabajaba mucho, creando el centro productores, bajo que techo se ha unido todo el espectro de los servicios, de las fiestas infantiles hasta las grandes compañías de relaciones públicas. Gracias al Fondo de la cultura había unos enlaces con las personas necesarias, por eso desenrollar los pequeños asteriscos era no complicado.
Y después en su vida había Martin. Primero eran simplemente los amigos. Eran unidos por la pena general. Un año antes del encuentro ha muerto en el autoaccidente su mujer y un pequeño hijo. Antonella se contaba también la viuda, porque el hombre de su vida para ella ha muerto.
Martin era muy tierno y cariñoso, él no hablaba las palabras hermosas, pero su cada acto declaraba que Antonella es una luz de su vida. Él ha trabado amistad con sus hijos. Hasta Nico es bueno a él se ha referido, de que esperaba en absoluto.
Y después.... Después ha permitido quererse. Puede, porque se ha cansado de la soledad, es cansado ser fuerte, la tiene ganas el hombro fuerte de hombre al lado, la tranquilidad y la estabilidad. Martin le ha dado todo esto. Un buen día él le ha hecho la proposición, y ha consentido.

Antonella de nuevo ha mirado para un reloj. Las doce y media de la noche.
En el castillo ha comenzado a susurrar la llave. Ha echado a la puerta, la taza con el té que se ha enfriado se ha estrellado en mil pedazos sobre el suelo, pero esto no agitaba. La puerta se ha abierto y a ella se ha abollado Nico completamente borracho.
- ¿Donde eras? - Ha preguntado, tratando retener al niño pasado de la edad, que se ha deshecho sobre hombro su.
- Mmmmmmm.... - el niño ha dicho balbuceando algo inarticulado.
Pero esto era insignificante ya. Principal - él aquí, vivo, con él todo es bueno. Es más según las posibilidades ha cargado al hijo a abrazar y ha movido en la habitación.
avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:30 am por sofia33
EL CAPÍTULO 9.
"¡El diablo! ¡Como duele la cabeza!" - Nico se ha agarrado de la bola enorme pesada que se raja, que presentaba ahora aquella parte del cuerpo que se llama en la cabeza. Él ha tratado de levantarse, pero inmediatamente ha sentido el ataque agudo de la náusea y ha echado en el cuarto de baño.
¿Donde él se ha ingeniado tan para emborracharse? La única cosa que él recuerda, cómo con los amigos han pasado en el bar, pero se ha negado a verterlos, tuvo que mostrar el pasaporte, que se encontraba solamente a uno. En general, los han echado. Y después han ido a otro bar y allí..... ¿A propósito, y cómo él se encontraba en casa?
El tabaleo de los rodeos en busca de la verdad influía mal sobre su disposición, por eso él ha caído de nuevo en la cama y ha dormido.
avatar
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje el Mar Mar 27, 2012 4:31 am por sofia33
EL CAPÍTULO 10.
El centro de negocios en Avenida dе Mayo representaba el edificio de veinte plantas enorme del cristal y el hormigón, en que ventanas se reflejaba brillante el sol abrileño.
Nicolas es nervioso medía por los pasos el gabinete - desde hace un tiempo aquel se hacía más: en ello había una sala de conferencias adyacente, también la habitación del descanso con el bar excelente. Hoy le tiene que un nuevo encuentro con Antonella que no lo alegraba. Él ha gastado hace mucho y las fuerzas para borrarla de la vida. Pero cerca del destino se ve había otros planes a esta cuenta. ¿Que a ello ahora hacer?
- ¡Y nada! - ha respondido Nicolas él. Ramirez ha dicho correctamente, él debe se concentrará en la campaña electoral. ¿Y a propósito, donde él?
- ¡Silvia! - ha llamado él en el mecanismo telefónico.
- Sí, señor. Le escucho, - con la preparación ha respondido la secretaria.
- Encuentre a Ramirez. Lo espero en el gabinete.
- Bien, señor, - ha sido desconectado.

Ramirez ha aparecido en cinco minutos.
Nicolas por el gesto lo ha invitado a sentarse. Durante un minuto él callaba, tratando escoger las palabras a aquella conversación, que él quería ahora llevar.
- Diego, - habiendo oído el nombre, Ramirez inmediatamente ha hecho a la frente interesada, - hoy comenzamos la preparación de la compañía electoral. Me tiene que un nuevo encuentro con Antonella, mi ex esposa. Desearía reducirme este encuentro, mi (Nicolas ha hecho el acento sobre esta palabra) el encuentro hasta el mínimo.
- He reflexionado aquí después de nuestro con tú de la conversación, Nicolas. Esta, como llamas, el problema puede hacernos el juego. Podemos darlo así que hasta la ex esposa cuesta a tu parte. Haremos un par de los reportajes, añadiremos la foto familiar....
- No iré a esto, - Nicolas ha apretado tan fuerte los puños que han puesto blanco los nudillos.
- ¿Y cómo querías? - El ayudante ha dado una vuelta alrededor de la mesa y se ha acercado muy cerca al hombre, - Sobre la honestidad y los principios morales en la política saldrás ni mucho menos.
La frente de Nicolas se ha fruncido. Él de repente ha sentido es claro que ha caído en la trampa. Todavía no tarde escaparse, pero... Algo lo retenía de este paso, y él no podía comprender, que precisamente.
- A ti, como al senador futuro, - continuaba Ramirez, - es necesario adqurir reputación de la parte mejor..... Por ejemplo, casarse.
Aquí de que-de que, y este Nicolas no esperaba de ningún modo.
- ¿Eres serio? - Ha preguntado él
- No es más seriamente, - el ayudante ha mirado para unas horas, - Sin embargo nos es hora al encuentro con nuestra creadora de imagénes. ¿Eres preparado?
- Sí, - ha refunfuñado hoscamente Nicolas.
Pero el corazón ha sido clavado traidoramente más fuerte regular.
Re: Antonella. 20 años después...
Mensaje  por Contenido patrocinado
 

Antonella. 20 años después...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro [ADB] - El Foro de Andrea Del Boca :: Todo Andrea Del Boca :: Todo Andrea Del Boca-
Cambiar a:  
Contacto: [email protected]
Crear un foro gratis | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis