Sitio dedicado a la actriz argentina Andrea Del Boca
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

 

 Entrevista a Jorgelina Aruzzi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Autor Mensaje
Anastasia

avatar

Cantidad de envíos : 11583
Fecha de inscripción : 01/09/2009
Localización : Mundo ADB

MensajeTema: Entrevista a Jorgelina Aruzzi   Sáb Ago 28, 2010 1:26 am

Jorgelina Aruzzi
“Más gente conoce a Cirio que a Carlotto”




Hace teatro junto a Cecilia Roth y Leonor Manso, y una tira diaria por Canal 13. La relación de las mujeres con su vestuario y el cambio de prioridades al ser mamá.
Por Bruno Lazzaro


Cuando Jorgelina Aruzzi se ríe, lo hace con ganas. Su carcajada se amplifica y tiene un efecto espejo que resulta imposible de eludir. Dice estar feliz, y razones no le faltan. Hace ocho meses fue mamá de una niña –a la que llamó Ámbar pero que pudo ser Lila hasta que se dio cuenta de que podrían decirle Lilita, y desistió–, compone a Pepa en la telenovela Alguien que me quiera –Canal 13– y desde hace un mes se sube al escenario del Teatro Tabarís –junto a Cecilia Roth, Leonor Manso, Ana Katz y Mercedes Scapola– con Amor, dolor, y qué me pongo, una obra creada por las hermanas Nora y Delia Ephron –guionistas de Cuando Harry conoció a Sally– y adaptada y dirigida por Mercedes Morán, que sirve para rememorar anécdotas en las que la ropa funciona como excusa ideal para evidenciar los sentimientos más intrínsecos de las mujeres.

–¿De qué manera se relaciona algo frívolo como la ropa con sentimientos tan profundos como el amor y el dolor?

–Es que, para la mayoría de las mujeres, la ropa es mucho. Y en la obra nos reímos de eso. Porque si a la mujer no le entra un pantalón se pone de la misma manera que si ve una injusticia en la calle. Es algo de lo que salís rápido, pero que cuando lo atravesás, se cae el mundo.

–¿Es para tanto?

–No, pero andá a explicárselo a una mujer en ese momento. Todas las mujeres pasamos por ese diálogo con el marido en el que le decimos que no tenemos nada que ponernos y ellos nos contestan que tenemos un placard lleno de ropa. El problema es que nosotras pensamos que todo lo que tenemos es una mierda. Igualmente, desde que nació mi hija, mi prenda preferida es la que está planchada.

–Entonces, ya no le da tanto valor.

–Digamos que la ropa se convirtió en un lugar incómodo porque me gusta estar relajada. Pero mi trabajo no me lo permite. Me encantaría salir a la calle en pijama. Eso sí, bien ajustado.

–¿Se siente esclava de su imagen?

–No, pero en todos los lugares del mundo existe una cierta esclavitud. Ya falta poco para que nos liberemos. El tema es que ahora está arraigado.

–Ema, el personaje de Leonor Manso, cuenta desde el lugar de todas las mujeres que fue a lo largo de su vida, que ya es una mujer libre, que nada la atrae. ¿Cree que esa libertad estética sólo llega con la edad?

–Depende cómo llegues a determinada edad (risas). Hay muchas mujeres que vemos en la televisión que todavía no se hicieron cargo. Me parece que al pasar los años vas dejando de insistir con cosas porque vas madurando. El tema pasa por madurar y acompañar el proceso de envejecimiento con la realidad. Porque cuando ves una mujer muy operada, vestida como desfasada, da la sensación de que algo hace ruido. Ahora, si esa mujer es feliz, está bien. Porque lo importante es no sentirse frustrada.

–¿Pero no cree que ese tipo de cosas atentan contra la libertad?

–Las mujeres debemos trabajar para ser libres. Y esta obra sirve para eso. Porque ni siquiera se habla de hombres. Y no recuerdo muchas obras con cinco mujeres en escena que no se ataque a los hombres.

–¿Y por qué cree que recién ahora se logra?

–Durante mucho tiempo se minimizó a la mujer, como si no pudiéramos hablar de política o no tuviéramos la universalidad que posee la mirada femenina. Y así pasaron obras que nos mostraban pintándonos, haciendo la comida para nuestros maridos... Pero hoy tenemos otro lugar y tenemos que mostrarlo. Y también defenderlo.

–¿De qué?

–Del sistema. De las portadas de revistas que sólo muestran los cuerpos de las mujeres. Son más los que conocen a Jesica Cirio que a gente que aportó mucho a la historia, como Estela Carlotto. Hay que darse cuenta de que muchas movidas nacen de mujeres, como las Abuelas de Plaza de Mayo o las Madres del Dolor.

–Sin embargo, en la televisión desde hace varios años las mujeres tienen un papel determinante a través de unitarios consagrados como Mujeres asesinas y otros que van en camino, como Para vestir santos.

–Sí, pero en las tapas de las revistas aparece la chica linda de la serie. No quiero descartar a las mujeres que muestran su cuerpo, pero no puede ser que eso pese más. Y eso molesta porque está digitado para que sea así. No es algo azaroso.

–Le cambio de tema. Hace unos días su representante Alejandro Vanelli se casó con Ernesto Larrese, su pareja desde hace muchos años. Imagino que se habrá puesto contenta.

–Sí, por él y por todos aquellos que ahora pueden acceder a ese derecho. Aunque no pude ir a la fiesta porque no tenía qué ponerme (risas). Es algo que tenía que darse porque al país lo vamos haciendo en pequeños actos y yo estoy a favor de la construcción, no de la represión. Ni hablar del aborto, porque ponen a la mujer en un lugar peligroso. Me parece que hay que debatir y enseñarles a los chicos lo importante que es la solidaridad y el respeto al otro. Así vamos a tener otra estructura de pensamiento.

–¿Cuánto tardó en vestirse para venir a hacer la entrevista?

–Diez minutos. Decí que tenía la ropa planchada a mano, si no...

Arrow Revista Ventitres
_________________

Volver arriba Ir abajo
http://www.andrea-del-boca.com.ar/
Anastasia

avatar

Cantidad de envíos : 11583
Fecha de inscripción : 01/09/2009
Localización : Mundo ADB

MensajeTema: Re: Entrevista a Jorgelina Aruzzi   Mar Sep 21, 2010 2:35 am

Jorgelina Aruzzi
"Lo que a mí me gusta es el grotesco"

La actriz es la pícara Pepa en Alguien que me quiera y una de las protagonistas de Amor, dolor y qué me pongo



El germen de la actriz que es hoy -la misma que más tarde comenzó a buscar en la autogestión la libertad de "hacer sin parar"- lo encuentra en el Centro Cultural Parque Chacabuco. Ese espacio que en la adolescencia la ayudó a definir la vocación actoral aparece con claridad en sus recuerdos afectivos. "Para mí, son tan importantes los centros culturales en los barrios por eso: para que no haya ningún chico en la calle y puedan estar en un lugar que les permita crear. Ahí descubrí que quería ser actriz y fue donde primero sentí palpitaciones arriba del escenario: tal vez mucha gente puede descubrir otras vocaciones, desde karateca hasta artista plástico", reflexiona con una sonrisa brillante Jorgelina Aruzzi.

Las palabras "autogestión", "voluntad" y "trabajo" aparecen varias veces cuando habla de esta profesión que adora, como cuando afirma: "Si trabajás y le ponés voluntad, llegás a estar donde querés estar, aunque siempre le agradezco al universo, porque podría no haber pasado". De esa manera se entusiasma cuando se le pregunta si alguna vez se imaginó ganar el premio ACE que llegó por La madre impalpable , el unipersonal que escribió con su amigo y director Mario Marino, en el que actuó, realizó el diseño de vestuario, de escenografía y la dirección general.

"Mucha gente me dice que vengo del teatro independiente. Creo que es por el camino de autogestión que elegí, aunque lo cierto es que, si me detengo a mirar mi carrera, hace mucho que trabajo en los dos ámbitos", expresa la actriz. Se refiere a su presencia sobre las tablas y en la pantalla chica, espacios en los que su marca registrada ha sido, fundamentalmente, el humor.

Si bien este año se presentó para ella con la posibilidad de pivotar en los dos formatos, la prioridad es su hija Ambar. "Ahora, todo es trabajo y bebe. Cuando sos mamá, no sabés de dónde sacás la energía [suelta una sonora carcajada]. Dormís poco y mal, pero siempre encarás el día con buena onda", expresa, a la vez que reconoce que se convirtió en una especie de "promotora militante" de la maternidad. "Es que te rompe la cabeza", reflexiona.

Cuenta a LA NACION que al mes de dar a luz retomó su trabajo: es Pepa en Alguien que me quiera , la tira vespertina de El Trece (de lunes a viernes, a las 19), e integra el elenco de Amor, dolor y qué me pongo , junto a Leonor Manso, Cecilia Roth, Ana Katz y Mercedes Scapola Morán, con la dirección de Mercedes Morán.

Confiesa que esa puesta le resulta interesante, sobre todo, por la directora y las compañeras, a las que describe como muy diferentes y muy "grosas" todas. Como la pieza transcurre a partir de monólogos que van apareciendo por separado, rescata el tiempo que tiene de observarlas sobre el escenario, de aprender, de corregir y de estar conectadas "desde un lugar de vida", y lleva las manos hacia el centro del pecho cuando lo dice.

Le resulta divertido que el público la llame Pepa a la salida del teatro, puesto que es el personaje que convive en el Mercado del Sur (el detallista set de Pol-ka) junto a los de Osvaldo Laport y Andrea Del Boca, entre muchos otros, dentro de las historias que se cruzan en Alguien que me quiera .

Destaca que su hermana, psicóloga, la ayudó a dar vida a la infantil Pepa. "Necesité también la confianza y el permiso del contexto. Por ejemplo, esto de que sea angelical y a la vez «reguarra», que diga malas palabras, tenía que darse con mucho respeto, sin burlas. Ese rasgo surgió más tarde, a partir del juego", que comenzó a delinear junto con María Leal (que interpreta a Malvina, la madre de Pepa). "Para mí, lo principal es querer a los personajes y encontrar algo de ellos en distintos lugares, siempre desde una verdad que pueda conectarse con los demás, sufrir como una persona viva", se entusiasma.

A esta actriz que es hija de papá electricista y mamá peluquera, a la que miraban como bicho raro en los inicios, pero que más adelante acompañaron sin dudarlo, se la relaciona fácilmente con la comedia. "Hago humor porque me llaman para eso y sé que tengo una tendencia también, pero lo que en realidad me gusta es el grotesco. Me parece que en todas las partes trágicas hay humor, y al revés: el humor tiene mucho que ver con lo trágico. La risa viene como a salvar lo dramático -reflexiona-. Me gusta explorar esas dos caras."
PARA AGENDAR

Amor, dolor y qué me pongo, de Delia y Nora Ephron; dirigido por Mercedes Morán, con Jorgelina Aruzzi, Ana Katz, Leonor Manso, Cecilia Roth y Mercedes Scapola Morán.

Teatro Tabarís. Corrientes 829. De miércoles a viernes, a las 21; sábados, a las 20 y a las 22; domingos, a las 20.30. Desde 90 pesos.
ANTECEDENTES

* Teatro. La madre impalpable; La mandrágora; Las d´enfrente; Las 3340, con humos de cabaret; Trasnoches vareadas; Doméstico; Confesiones de mujeres de 30; El fitito; P´Asado carnal, entre otros.

* Televisión. Aquí no hay quien viva; Chiquititas; Amor mío; El disfraz; La niñera; Siempre listos; Gracias por venir; Son amores; El sodero de mi vida; Peor es nada; Campeones; Chabonas, entre otros.

Paula Gingins

Arrow http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1306616
_________________

Volver arriba Ir abajo
http://www.andrea-del-boca.com.ar/
 

Entrevista a Jorgelina Aruzzi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro: No puedes responder a temas en este foro.
Foro [ADB] - El Foro de Andrea Del Boca :: Telenovela :: Alguien Que Me Quiera -
Contacto: [email protected]
Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis